gallery/fecuca 2017 logo ofc-01
El Festival de Cultura del Caribe es un proyecto de especial importancia para el Estado y el Gobierno de Quintana Roo por ser la única entidad de la República Mexicana que comparte la cuenca del Caribe, y por ello tiene una convivencia y una vecindad con los demás países de esta región, donde se han desarrollado, a lo largo del tiempo, diversos procesos históricos, sociales, económicos y ambientales compartidos, y esto ya es una primera y suficiente razón de esta iniciativa.
Sin embargo, a pesar de compartir la alegría y el paisaje por el simple hecho de pronunciar la palabra “Caribe” —que inevitablemente nos trae a la mente imágenes acústicas a través de diversos ritmos o presencias visuales por el particular color de sus aguas—, pocas veces se ha intentado conocer los rasgos culturales que nos son comunes, y así acercarnos a la diversidad que significa la región cultural más compleja y rica de toda América.
Dentro de los lineamientos de la política cultural del Gobierno del Estado de Quintana Roo, y en la aplicación que hace de ella el Instituto de la Cultura y las Artes, se encuentra el trabajo con la identidad local y regional. En esta tarea siempre se tiene presente que la identidad no es sinónimo de homologación, sino la suma de elementos se comparten dentro de la particular naturaleza diversa que tienen Quintana Roo y la región caribeña.
Por esto, los objetivos principales del Festival de Cultura del Caribe son recuperar y difundir las manifestaciones artísticas y culturales que identifican al Caribe Mexicano; establecer lazos culturales y de acercamiento con los países que conforman la región caribeña; fortalecer el intercambio cultural y académico para un conocimiento y reconocimiento de nuestra identidad regional, y forjar un liderazgo nacional de la región con base en el respeto, la cooperación y la solidaridad.
Bajo estas premisas, el Festival de Cultura del Caribe nace con el espíritu de retomar lo propio de esta región multiétnica y pluricultural del país, donde la cultura maya tiene una importante presencia, para luego presentarse y convivir con los elementos y rasgos culturales que se dan en países vecinos a través de la música, el baile y la danza, la gastronomía, la literatura, el teatro, las obras plásticas y el intercambio de conocimientos a través de conferencias, mesas redondas y presentación de libros.
Ha sido tanta la contribución del Caribe, nuestra tercera frontera al mundo, que un festival es un perfecto escenario para mostrar las tradiciones, los conocimientos y la historia que compartimos. Más allá de su diversidad lingüística, donde están presentes el español, el inglés, el francés, el holandés, el creole y las lenguas americanas indígenas; la cuenca es un espacio para ir planteando diversos proyectos de orden económico, cultural y de investigación, que permitan hermanar a la región ante los retos de la globalización y de los grandes liderazgos del mundo.
En suma, esta iniciativa abre un extenso abanico para exponer los valores y las expresiones artísticas y culturales de los países que conforman la región Caribe, donde México tiene presencia a través de Quintana Roo.
Quintana Roo se abre al mundo y también lo acoge desde sus raíces mayas y su espíritu cosmopolita en todas las manifestaciones del arte y en las singularidades de su cultura local como una entidad que dialoga y crece y va reflejando su historia, su paisaje y su alma en creaciones estéticas y manifestaciones populares de honda magnitud.